¿CÓMO PUEDO REDUCIR UN 65% LOS RESIDUOS QUE GENERO EN CASA?

Te ha pasado que cada vez que sacás la bolsa o canasto de basura para que lo lleve el recolector, sentís una sensación de culpa por no saber hacia dónde irá a parar todo eso. A mi me pasaba exactamente eso, esa culpa se volvía angustia por no ser responsable de mis propios residuos y por saber que si continuaba con esa conducta seguiría siendo de las personas que no se hacen nada por cambiar las cosas que les angustian. Por eso empecé a investigar sobre cómo hacer para reducir los residuos que generaba día a día en casa. Te lo cuento en pocas líneas…

Al darme cuenta que la mayor cantidad de residuos de cocina y del jardín eran orgánicos, investigué sobre las formas de hacer compost, y comenzamos a realizarlo en casa, probamos con un gran tacho que en 6 meses aproximadamente se había convertido en una tierra abonada de excelente calidad.

Comenzar con esa práctica de separar los residuos orgánicos, se volvió muy placentera al ver que mi basura se había reducido en un ¡50%! Sí, con esa simple práctica ya solo generaba la mitad de basura. Podrán entender cómo este pequeño éxito se volvió en un estimulante para querer saber más sobre otras formas de reducir mi basura. 

La segunda gran preocupación que tenía era relacionada con todos los plásticos que desechábamos, si bien tratábamos de evitar comprar artículos que tengan envoltorios de plásticos, la gran mayoría de las veces se hacía imposible escapar. Hasta que no haya una ley de empaquetado que los regule, el plástico reina en los productos de consumo masivo. 

Así que desde mi lugar lo único que podía hacer es pensar en cómo gestionarlos para reducirlos. Había escuchado hablar de ecobotellas o botellas de amor, pero no sabía bien de qué se trataba, así que investigué y decidí empezar a hacerlas. 

Al principio, lo que me costaba un poco era implementar el lavado de los plásticos, ya que lo más cómodo era desecharlos tal cual estaban. Pero cómo mi objetivo de reducir mi basura era claro, no había excusas para detenerme. Claro que al limpiarlos debemos cuidar nuestro consumo de agua también, pero es necesario ponerlos limpios dentro de la ecobotella si es que no queremos lamentar malos olores. 

Cuando iba armando mi primer ecobotella, me daba cuenta de la cantidad de plástico con la que convivimos y a veces no lo notamos. 

Y con esta nueva incorporación de hábitos de realizar ecobotellas, logramos reducir un 15% más nuestra basura. Es decir un 50% con el compostaje y un 15% con las ecobotellas, llegamos a un 65% menos de basura, haciendo estos pequeños cambios en nuestras vidas.

Todavía falta, queda un 35% de residuos para gestionar, pero al menos el camino comenzó.

Te invito a animarte a hacer estos cambios, podrás ayudar al medio ambiente desde tu lugar, entiendo que cambiar hábitos lleva su tiempo, pero doy fe de que cuando los resultados se empiezan a notar, la motivación aumenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s