PILAS ¿QUÉ HAGO CON ELLAS?

Aunque a veces no nos damos cuenta convivimos con muchos objetos que llevan pilas, desde juguetes, controles remotos, dispersores de aromas, relojes, linternas. Esta pieza tan pequeña está presente en muchos objetos de nuestra vida cotidiana pero no lo notamos hasta que debemos cambiarlas cuando se agotan y decidir qué hacer con ellas.

Las pilas forman parte de los llamados residuos peligrosos, por ello deben ser tratadas de forma diferente a otros residuos domiciliarios. Éstas al ser desechadas, se oxidan con el paso del tiempo por la descomposición de sus elementos y de la materia orgánica que las rodea, lo que provoca daños a la carcaza o envoltura y, por consiguiente, se liberan al ambiente sus componentes tóxicos, contaminando los suelos cercanos y los cuerpos de agua superficiales o subterráneos. Entre los metales que contienen se encuentran el mercurio, cadmio, plomo, zinc, manganeso y litio. De acuerdo con Greenpeace, el 30% de su contenido son materiales que causan daños a la salud y el medio ambiente.

No obstante, según las diferentes ordenanzas o normas municipales, en algunos casos, las llaman residuos especiales. 

Ahora bien, antes de saber qué hacer con ellas, debemos reconocer su clasificación.

  • Pilas primarias, comunes o no recargables: son las pilas desechables, cuyos componentes químicos al convertirse en energía eléctrica, ya no pueden recuperarse.
  • Pilas secundarias o recargables: son las que se pueden recargar, pueden estar contenidas en parte de las baterías de teléfonos celulares, y son particularmente dañinas por su contenido de cadmio.
  • Pilas Botón: las más peligrosas y tóxicas, contienen mercurio en cantidades apreciables (hasta un 30% de su peso). Éstas son utilizadas en equipos especiales (juguetes, relojes, audífonos, etc).

Entonces, ¿qué podemos hacer con ellas cuando ya no sirven?

En Argentina, existen puntos de recolección de pilas recargables que se pueden consultar en https://www.dondereciclo.org.ar/pilas-recargables. 

En la ciudad de Buenos Aires, pueden consultar los lugares donde reciben todo tipo de pilas en https://www.buenosaires.gob.ar/agenciaambiental/puntos-verdes/punto-verde-movil/cronograma-de-puntos-verdes-moviles

En la Provincia de Santa Fe:

En la ciudad de Rosario, las pilas recargables y pilas botón llevar a los contenedores violetas que están en los centros municipales de distritos y las pilas comunes o alcalinas (ej. AA, AAA) disponer de a una por bolsa junto con los residuos domiciliarios. 

En la ciudad de Avellaneda, norte de la Provincia de Santa Fe, podés acercarlas al punto limpio móvil, allí hay un box especial para depositar las pilas que ya no usamos. Para conocer sobre qué se hace después con ellas, consultamos con Nilce Gregoret, de la Secretaría de Servicios Públicos y Medio Ambiente de la Municipalidad de Avellaneda, quien nos contó que luego de ser retiradas del box se almacenan transitoriamente en maestranza, en tachos de 200 litros y cada cierta cantidad de tiempo (1 o 2 veces por año) se despachan a la empresa PELCO (https://www.grupopelco.com.ar/la-empresa/) que son los tratadores habilitados en la provincia por el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático de Santa Fe. A cambio la empresa les entrega un certificado indicando la cantidad de kg despachados y el tratamiento que se les dio.

En la ciudad de Las Toscas, podés acercar  las pilas que ya no usás a la oficina de Obras Públicas en la Municipalidad de Las Toscas.

Al ser un residuo del cual todavía se sigue investigando y que lleva posturas contrapuestas, recopilar información no es sencillo, pero iremos completando este artículo a medida que vayamos obteniendo nuevos datos. 

Para finalizar podemos aconsejar:

  • Evitar siempre que se pueda su uso, optando por otros artefactos o dispositivos que se carguen de otras formas o que no necesiten pilas ni baterías.
  • En caso de necesitarlas de todos modos, elegir las recargables que aunque suelen ser más caras tienen mayor vida útil y por lo tanto nos llevan a generar menor cantidad de pilas residuales.
  • A las pilas recargables, descargarlas por completo antes de volverlas a cargar para evitar el efecto memoria y así extender su vida útil.
  • No comprar las pilas piratas que no tienen marca ya que no pasan por ningún tipo de control y pueden contaminar mucho más.
  • No tirarlas al suelo, al agua ni quemarlas.
  • Antes de dar por finalizada la vida útil de una pila, probar en el control remoto, muchas veces se pueden seguir usando en elementos de menor consumo como radios o relojes.

FUENTES: 

dondereciclo.org.ar

https://www.argentina.gob.ar/justicia/derechofacil/leysimple/pilas-y-baterias

http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/0-4999/450/texact.htm

http://www.buenosaires.gob.ar/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s